El Comité Chileno de Solidaridad con Palestina, ante la grave agresión a Siria por parte de Estados Unidos y las potencias colonialistas de Francia y Reino Unido,  declara: 

 

Una vez más, el agresivo y depredador accionar de las potencias occidentales y ya tradicionales países cómplices de dichas agresiones y saqueos de los países débiles militarmente se repite en contra de Siria. Justamente contra un país que lleva adelante una heroica y sangrienta guerra contra el terrorismo, el cual ha sido creado, financiado y apoyado militarmente por Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Israel y Arabia Saudita.

 

Declaramos nuestro irrestricto apoyo y solidaridad con el pueblo y gobierno de Siria, que ha dado una lección al mundo de valentía y coraje a la hora de defender su patria contra esta conspiración inmoral, que pretende adueñarse de los recursos y posición estratégica de Siria.

 

Advertimos que el expediente de usar la fuerza contra los países que no se rinden ni entregan sus recursos a las transnacionales y no se someten a estas agresivas fuerzas militares, constituye una alarma para aquellos que están en la mira del imperio, pero también para los países que les siguen ciegamente en sus agresiones.

 

Rechazamos rotundamente la declaración del señor Sebastián Piñera de apoyo a Estados Unidos y de condena a Siria. Con ello deja en vergonzosa evidencia  su total desconocimiento de la realidad de los hechos: ya se comprobó fehacientemente que los argumentos de estos países agresores es sólo un burdo montaje, como otros anteriores. Entendemos que su tradicional falta de conocimiento de la realidad internacional lo lleva a cometer estos errores, a causa  de su apresuramiento en apoyar las agresiones del imperio y sus secuaces 

 

Preguntamos al señor Sebastián Piñera y sus asesores: ¿a ninguno le pareció extraño que los agresores no esperaran la llegada de los inspectores de Naciones Unidas y decidieron atacar un día antes? Respetamos la libertad y el derecho que asiste al Sr. Presidente de decir lo que desee, pero debería saber que éste no es el sentir de los chilenos que en su gran mayoría apoyan a Siria y repudian esta agresión.

 

Consideramos una actitud incalificable de Arabia Saudita que, en sus ultimas actuaciones al servicio de Estados Unidos y de Israel, haya solicitado la agresión de Estados Unidos y Francia en contra de  países árabes e islámicos;  y que haya apoyado la agresión extranjera contra un país árabe como Siria y continúe agrediendo directamente a otros países árabes. Repudiamos los crímenes de lesa humanidad que comete en Yemen, Bahréin y Siria, financiando terroristas y apoyando directamente a Israel en sus continuas agresiones a sus hermanos musulmanes e islámicos. Por todo esto, consideramos a Arabia Saudita enemiga de los pueblos árabes; y en su connivencia con Israel, enemiga del pueblo palestino.

 

Rechazamos la enorme hipocresía de Francia que apoya al terrorista  mal llamado “estado islámico” y que usa el pretexto de un falso ataque químico, que habría provocado la muerte de 40 terroristas, acusando -mal intencionadamente- a Siria. Es evidente que esta agresión imperial acude en ayuda de estos terroristas, precisamente en los momentos en que el ejercito y las milicias sirias están derrotando a estas bandas ultraviolentas. 

 

¿Por qué no reaccionó Francia cuando el mal llamado “estado islámico” asesinó, en su propio territorio, a centenares de franceses? Muy por el contrario: su respuesta real ha sido proveer de ayuda militar, de inteligencia, protección y entrenamiento a ese grupo terrorista.

 

¿Y el Reino Unido? ¿Acaso reaccionó cuando dicho “estado islámico” les atacó en Londres?; ¿o Estados Unidos que fue atacado en Boston por ese mismo grupo terrorista, que hoy apoyan, arman, entrenan y protegen junto a Arabia Saudita?

 

Con ello, todos estos países occidentales demuestran que les son más importantes los mercenarios terroristas al servicio de sus intereses económicos, que sus propios ciudadanos.

 

Estaremos siempre apoyando al pueblo y gobierno de Siria en su heroica lucha contra el terrorismo y la prepotencia de las potencias militares agresivas y saqueadoras de los pueblos. La lucha de Siria es la lucha de todos los pueblos libres que, con dignidad, enfrentan al imperio y sus tradicionales secuaces. Es un deber de todo ciudadano, de cualquier parte del mundo, repudiar estas agresiones militares que solo causan muerte y destrucción.

 

Comité Chileno de Solidaridad con Palestina 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *