Israel confisca a los palestinos los paneles solares donados por Holanda

El gobierno holandés denuncia al israelí y exige que se devuelvan al pequeño pueblo de Cisjordania

 

Países Bajos ha interpuesto una denuncia al Gobierno israelí por confiscar todos los paneles solares que desde Holanda donaron a Jubbet al-Dhib, un pequeño pueblo de 150 habitantes ubicado en Cisjordania y controlado por las fuerzas israelíes. Un hecho que ha llevado al Ministerio de Relaciones Exteriores de Holanda solicitar la devolución de los paneles al pueblo al que pertenece.

Según la información publicada por Independent, se trata de un conjunto de sistemas híbridos formado por un sistema diésel y energía solar que fueron instalados el pasado año bajo un proyecto humanitario para abastecer la red eléctrica de esta zona y que contó con un presupuesto de 307.000 libras esterlinas.

Esta región donde fueron instalados los paneles solares se caracteriza por estar muy cerca de las aldeas de los denominados colonos israelitas, que a pesar de su declarada “ilegalidad”, gozan de una conexión completa con la red eléctrica principal.

Los problemas comenzaron cuando las autoridades israelitas afirmaron con seguridad que las construcciones de estos paneles no tenían los permisos “adecuados”. De esta manera, la semana pasada comenzaron las tareas de retirada de todos los sistemas donados por los Países Bajos mediante la absoluta destrucción de los mismos.

http://palestinalibre.org/articulo.php?a=65003

El alcalde del pueblo ha asegurado a la agencia palestina Ma’an News la destrucción total de los paneles.Hechos también confirmados por Comet-ME, la empresa encargada de su instalación. En concreto, aseguran que entre 60 y 90 sistemas se retiraron sin sufrir ningún lado, pero que otros muchos de ellos fueron “destrozados” y posteriormente tirados por las Fuerzas israelíes.

Más de 300 estructuras solares destruidas en la Cisjordania ocupada

Según Cogat -la agencia militar israelí encargada de la coordinación de la política del país en las áreas palestinas-, los días previos a la destrucción de los paneles, se enviaron varias órdenes para detener todos los procedimientos. Sin embargo, los aldeanos aseguraron desconocer el ataque hasta que vieron aparecer a los soldados de la Fuerza de Defensa de Israel.

Pero no es la primera vez que se destruyen las infraestructuras solares: en 2016 las autoridades israelíes demolieron más de 300 estructuras financiadas por la Unión Europea u ONG internacionales. Ese mismo año se registró el mayor número de demoliciones de estructuras palestinas.

“El pueblo dispone de otras fuentes de electricidad distintas de la red eléctrica ilegal”, afirma Cogat en un comunicado. El alcalde asegura que antes de la instalación de los sistemas de paneles solares, los 150 habitantes de esta región se abastecían con un par de “viejos y ruidosos” generadores dieses que proporcionaban tres horas de energía al día.

Fuente: Elplural.com