Las fuerzas militares israelíes suelen disparar contra los pescadores de Gaza, aunque estén dentro de los límites pesqueros impuestos por Israel.

Las autoridades israelíes han decidido reducir la zona palestina de pesca en la sitiada Franja de Gaza de las 9 millas náuticas anteriores a 6 millas, según ha anunciado el jefe de la Unión de Pescadores Palestinos.

Nizar Ayash declaró a Quds Press que en la decisión se incluye la zona pesquera de las partes centrales y sur del enclave costero. Señaló que el mensaje fue transmitido por el Ministerio de Agricultura israelí.

En mayo, Israel extendió la zona de 6 millas a 9 millas náuticas, permitiendo la pesca en zonas que habían estado restringidas durante una década.

A pesar de que esta extensión haya durado dos meses, los pescadores palestinos no se han beneficiado de ella debido a los frecuentes tiroteos y detenciones llevados a cabo por la armada israelí contra los pescadores de Gaza, señaló Ayesh.

Las fuerzas militares israelíes suelen disparar contra los pescadores de Gaza, aunque estén dentro de los límites pesqueros impuestos por Israel.

El oficial palestino exigió que las autoridades israelíes volvieran a extender la zona de pesca de Gaza de 6 a 20 millas náuticas, de acuerdo a los Acuerdos de Oslo, firmados en Tel Aviv en 1993, bajo los cuales los palestinos tienen permitido ejercer todos sus derechos dentro de la zona pesquera.

Pidió a la comunidad internacional que presionara a Israel para que acabe con estas “brutales” prácticas contra los pescadores palestinos.

Unos 4.000 pescadores palestinos trabajan en la costa de Gaza, proporcionando alimentos vitales para más de 50.000 personas de la Franja.

Ayesh destacó que el bloqueo israelí de 11 años en Gaza ha impactado “negativamente” en las condiciones económicas de los pescadores, hasta el punto de convertirles en incapaces de cumplir con las necesidades de sus familias.

Los dos millones de habitantes de Gaza llevan viviendo bajo el asedio israelí desde 2007, siendo privados de productos básicos como comida, combustible, medicinas y materiales de construcción. Desde entonces, la Franja ha dependido en gran medida de la ayuda extranjera, ya que la economía local se ha venido abajo por culpa del bloqueo.

Fuente: MEMO

Categories: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *