Israel comienza a sufrir el aislamiento de su política criminal

Ilan Pappé en Buenos Aires: ‘La política sionista hacia los palestinos es peor que el apartheid sudafricano’

“Soy optimista porque hay un viraje importante, especialmente entre los jóvenes en Estados Unidos, donde Israel ha perdido los campus y ha dejado de ser el único Estado democrático de Medio Oriente, como se promocionó durante décadas”, señaló Pappé durante su conferencia en la Embajada de Palestina, donde presentó su libro Genocidio progresivo en Palestina y el BDS editado por la editorial Canaan.

Pappé está cometiendo el peor de los pecados para la derecha de su país: alienta la campaña mundial BDS, al que impulsa como “un movimiento de la sociedad civil que pide a sus gobiernos acciones más duras contra Israel”. Por eso le llueven las diatribas de “traidor” y “renegado”, además de las amenazas de muerte que lo han obligado a buscar el autoexilio.

El historiador defendió a aquellos que fustigan el sionismo y negó que pueda asimilarse como una actitud “antisemita” como suelen replicar las organizaciones judías de derecha y ortodoxas.

“Hoy el peor racismo en el mundo no es contra los judíos sino contra los musulmanes”, enfatizó durante su conferencia en la Embajada de Palestina, bajo un cielo estrellado y cautivando con sus análisis a un nutrido auditorio que llenó el amplió patio de la sede diplomática.

“Somos un Estado racista y antiético”, enfatizó sobre Israel, afirmando que el apartheid que se practica contra los palestinos “es mucho más cruel que practicaron los gobiernos blancos sudafricanos”.

En el caso sudafricano nadie podía decir que se boicoteaba a un gobierno democrático, como sucede todavía con Israel. Y tampoco se aplicó en Sudáfrica una política de limpieza étnica como la que practica Israel en los territorios ocupados”, explicó.

Pappé expresó su pesimismo sobre el interminable proceso de paz, al que tildó como una estrategia adoptada por Israel luego de ocupar los territorios de Cisjordania y Gaza en 1967.

“Los protocolos israelíes ya decían en 1967 que había que extender el proceso indefinidamente mientras se seguía avanzando sobre el terreno. Incluso la ocupación de Cisjordania y Gaza ya estaba planificada antes de 1967 y solo tenían que esperar el momento oportuno”, recordó.

También derribó el “mito” de que el Río Jordán debe ser la frontera “natural” de Israel hacia el Oriente, “porque es un río que se puede cruzar en una pierna, con muletas, por lo que no tiene valor estratégico. Israel inventó ese mito para su proceso de paz y de cara al mundo. Con éxito, al punto de que es lo que se enseña en las academias militares de los Estados Unidos”.

El gobierno de Israel “nunca tuvo intenciones de avanzar en el proceso de paz” y persiste “en un debate táctico acerca de cómo retener los territorios que hayan sido despojados de población palestina”, afirmó.

Esa “limpieza étnica” comenzó en 1948, aunque el historiador Pappé asegura que “los colonos sionistas llegaron tres años antes con la idea ya concebida de expulsar a los pobladores nativos”.

“Todavía algunos palestinos creen que cometieron un error al no aceptar la partición en 1947. Y sin embargo no se equivocaron porque nunca debieron existir dos Estados”, afirmó.

En tal sentido, recordó que al firmarse los Acuerdos de Oslo en 1993 “Israel habló de concesiones a los palestinos, pero fue el pueblo palestino el que hizo concesiones al sostener que podían convivir los dos Estados”.

El relato sionista comienza desde las escuelas primarias “donde se les enseña a los chicos que fueron los colonos los que hicieron que el desierto floreciera. Ese es otro mito. No es verdad pues los palestinos ya habían alcanzado un nivel importante de urbanización y los colonos llegaron a una tierra que ya estaba poblada”, destacó Pappé.

Otro de los mitos para sostener la ocupación es “el mito del retorno, que han vuelto a casa después de dos mil años, pero suena a chiste porque nadie vuelve a un lugar después de dos mil años y encuentra la tierra vacía”, enfatizó.

Para Pappé, lejos de compartir esos mitos “fundacionales”, Israel “es el último enclave europeo en Medio Oriente y un Estado militar segregacionista”.

“Si la lucha de los palestinos es tildada de terrorista, es porque el sionismo no es reconocido como colonialismo”, completó.

Durante la conferencia de Pappé, también fue presentada la revista Al Zeytun, que lleva el nombre de una población palestina y que se propone como un material para el debate.

El consejo académico de la publicación está integrado por Luz Gómez de la Universidad Autónoma de Madrid, Silvana Rabinovich de la Universidad Autónoma de México, y Elena Arigita Maza, de la Universidad de Granada.

 

 

Fuente: http://pajarorojo.com.ar/?p=33352 y palestinalibre.org

Fuente: Alberto Ferrari, Pájaro Rojo / Rebelión