Los jóvenes del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) levantan la carpa dedicada a uno de sus camaradas, Bilal Kayed. Lleva 41 días en huelga de hambre en protesta por una detención administrativa impuesta por las autoridades israelíes justo después de cumplir una condena de 14 años y medio. Está encerrado sin juicios ni cargos

Categories: Denuncia Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *